Ensalada de aguacate y lechuga

Ensalada de aguacate y lechuga

cocina

Aguacate

Imprimir recetaUna receta de ensalada vegana fácil de hacer con lechuga y aguacate, zanahoria, pasas, levadura nutricional y una vinagreta de mostaza. Esta ensalada sencillamente vegana es ideal para comer al aire libre, como almuerzo para llevar o como plato para una cena saludable, ¡y no podría ser más sencilla de hacer!

¡La lechuga más fresca está en la puerta de tu casa! Ve al mercado del agricultor y compra lechugas frescas, crujientes y sin manchas negras. No te comprometas con las de los supermercados.    Cuando la lechuga es tu ingrediente principal tiene que tener buen sabor. Elige preferentemente las orgánicas y si tienes tus propios productos estás más que afortunado.

Una buena ensalada debe ser fresca y estar llena de sabor. Debes lavar bien la lechuga y secarla muy bien para quitarle la humedad.    Córtala en trozos medianos y pon la vinagreta antes de servirla y no antes.

El único aguacate que debes utilizar es el maduro. Para saber si está maduro o no, olerlo. Un aguacate maduro debe oler ligeramente dulce. Si el aguacate huele a almizcle, moho o rancio, está podrido y no es apto para comer. Otra cosa es que un aguacate maduro sea de color verde oscuro, con matices morados. Un aguacate verde brillante estará inmaduro y sin sabor, mientras que un aguacate marrón oscuro o negro estará demasiado maduro o incluso podrido.

Lechuga romana

Imprimir recetaUna receta de ensalada vegana fácil de hacer con lechuga y aguacate, zanahoria, pasas, levadura nutricional y una vinagreta de mostaza. Esta ensalada sencillamente vegana es ideal para comer al aire libre, como almuerzo para llevar o como plato para una cena saludable, ¡y no podría ser más sencilla de hacer!

¡La lechuga más fresca está en la puerta de tu casa! Ve al mercado del agricultor y compra lechugas frescas, crujientes y sin manchas negras. No te comprometas con las de los supermercados.    Cuando la lechuga es tu ingrediente principal tiene que tener buen sabor. Elige preferentemente las orgánicas y si tienes tus propios productos estás más que afortunado.

Una buena ensalada debe ser fresca y estar llena de sabor. Debes lavar bien la lechuga y secarla muy bien para quitarle la humedad.    Córtala en trozos medianos y pon la vinagreta antes de servirla y no antes.

El único aguacate que debes utilizar es el maduro. Para saber si está maduro o no, olerlo. Un aguacate maduro debe oler ligeramente dulce. Si el aguacate huele a almizcle, moho o rancio, está podrido y no es apto para comer. Otra cosa es que un aguacate maduro sea de color verde oscuro, con matices morados. Un aguacate verde brillante estará inmaduro y sin sabor, mientras que un aguacate marrón oscuro o negro estará demasiado maduro o incluso podrido.

Aderezo orgánico de tessemae

Saltar a la recetaLa ensalada de tocino, lechuga, tomate y aguacate utiliza el truco de apenas cocinar los tomates para resaltar los sabores cuando aún no es temporada de tomates frescos. Y si disfrutas de estos sabores en un sándwich, ¡querrás hacer esta ensalada una y otra vez!

Apuesto a que no soy el único amante de los tomates que anhela la temporada de tomates frescos y empieza a comprarlos en la tienda, incluso cuando sé que no van a ser tan buenos como los tomates frescos del jardín. Que levante la mano quien sea una de esas personas que anhelan los tomates a principios del verano. Aunque nada puede reemplazar realmente el sabor de un tomate recién recogido y madurado en la viña, si tienes tomates que son bastante buenos, puedes aumentar mucho el sabor apenas cocinándolos, y ese truco de calentar los tomates es el secreto del increíble sabor de esta ensalada de bacon, lechuga, tomate y aguacate. ¡Y créanme cuando digo que esta ensalada estaba tan buena como parece! Y estamos justo en esa época de «antojo de tomates veraniegos» del verano 2018, así que me pareció un momento perfecto para recordarte esta ensalada favorita.

Ensalada de aguacate, lechuga y tomate

Saltar a la recetaLa ensalada de tocino, lechuga, tomate y aguacate utiliza el truco de apenas cocinar los tomates para resaltar los sabores cuando aún no es temporada de tomates frescos. Y si disfrutas de estos sabores en un sándwich, ¡querrás hacer esta ensalada una y otra vez!

Apuesto a que no soy el único amante de los tomates que anhela la temporada de tomates frescos y empieza a comprarlos en la tienda, incluso cuando sé que no van a ser tan buenos como los tomates frescos del jardín. Que levante la mano quien sea una de esas personas que anhelan los tomates a principios del verano. Aunque nada puede reemplazar realmente el sabor de un tomate recién recogido y madurado en la viña, si tienes tomates que son bastante buenos, puedes aumentar mucho el sabor apenas cocinándolos, y ese truco de calentar los tomates es el secreto del increíble sabor de esta ensalada de bacon, lechuga, tomate y aguacate. ¡Y créanme cuando digo que esta ensalada estaba tan buena como parece! Y estamos justo en esa época de «antojo de tomates veraniegos» del verano 2018, así que me pareció un momento perfecto para recordarte esta ensalada favorita.