Cami de ronda palamos llafranc

Cami de ronda palamos llafranc

viajes

Cami de ronda sant feliu de guíxols a platja d aro

El Cami de Ronda de Calella de Palafrugell, en la Costa Brava, es un paseo corto y clásico para veraneantes, con vistas al Mediterráneo y a calas rocosas escondidas, pero con el suficiente interés como para que siga siendo un paseo habitual para los lugareños, tanto en temporada como fuera de ella.

El paseo es parte de uno de los anteriores que hicimos empezando en Mont-ras, pero esta vez queremos incluir sólo la parte del Cami de Ronda. Nuestro punto de partida es la playa del Golfet, la cuarta (más o menos) de las playas de Calella de Palafrugell y la más alejada del centro. El acceso a la playa y al sendero se realiza bajando unas escaleras desde la carretera superior hacia el jardín botánico de Cap Roig y está claramente señalizado.

Los escalones que bajan en realidad llegan al sendero a unos 100 metros del Golfet, así que para hacer una ruta completa primero vamos a la propia playa del Golfet, vacía ahora en octubre. La playa es más arenosa y con más guijarros que las otras playas del pueblo, pero se encuentra en una cala natural con acantilados detrás. En verano es la playa más tranquila para alejarse de las multitudes. En octubre hay señales de trabajo para estabilizar la ladera del acantilado, ya que su situación también significa que la erosión y las fuerzas naturales están actuando.

Cami de ronda hotels

We had planned to spend a relaxing weekend on the Costa Brava, specifically in Palamós, doing nothing more than resting, but the day before leaving, we decided that we would take the opportunity to do another section of the Cami de Ronda, this time: Palamós – Calella de Palafrugell-Palamós.

We follow the GR with beautiful views to the beach of Castell, we walk along it and ascend to the Iberian settlement, where there are archaeological remains of S VI and from here we can see La Roca Foradada. A rock with a large cavity with entrance and exit to the sea, surrounded by crystal clear waters.

We follow the path along a steep slope that leads us to the Puig d’en Roure, in the distance we see a large private estate, which forces us to move away a little from the coast, as it is all fenced.

Following the GR, we reach a point where the road forks, on the left hand side we can visit, as an option, the Barraca de Dalí which is within walking distance or follow the GR towards Calella de Palafruguell.

Caminos de ronda costa brava

Cami de Ronda es el nombre de la ruta de senderismo que conecta los diferentes pueblos pesqueros de la Costa Brava. A principios de septiembre de 2016 hice un tramo del Cami de Ronda, de Palamós a Sa Riera, con unos amigos. Este tramo del Cami de Ronda es tan bonito que decidí volver a recorrerlo el verano pasado. Originalmente, el camino era la única forma de ir de un pueblo pesquero a otro. El Cami de Ronda debe su nombre a la función que tenía el camino en el siglo XIX: un camino de control fronterizo contra el contrabando. Cami» es la palabra catalana para camino y «Ronda» es la palabra catalana para «patrulla». El camino se extiende 217 km desde Blanes en el sur hasta Portbou en el norte. Caminamos 26 km en dos días. El primer día caminamos desde Palamós hasta Llafranc. El segundo día caminamos desde Llafranc hasta Sa Riera. Si quieres tomártelo con más calma, puedes hacer la ruta fácilmente en tres o más días.Sherry Ott escribió un libro sobre el Cami de Ronda. En el libro da muchos consejos útiles (incluyendo dónde pernoctar en la ruta). Puede descargar el libro gratuitamente a través del siguiente enlace.

Camí de ronda palamós palafrugell

El artículo de hoy podría consistir en una larga historia: conocimos a Alba, una chica encantadora de Barcelona, nos habló de una cosa llamada «Camí de Ronda», que es un camino costero muy pintoresco y transitable en la Costa Brava (parte del sendero GR92), que hizo con su novio durante un par de días; nos gustó la idea y fuimos, fin de la historia.

Bueno, más o menos nuestra amiga Alba es la culpable de que hiciéramos esta ruta de senderismo, porque no teníamos ni idea de ella antes de que ella nos lo contara. Una vez que nos dejó caer esta información, rápidamente buscamos fotos de esta ruta, nos enamoramos al instante y decidimos obstinadamente que pasara lo que pasara, lo íbamos a hacer. Esto fue en algún momento a finales de agosto si recuerdo bien.

Tal vez lo hubiéramos resuelto de alguna manera al final, si el tiempo hubiera sido lo suficientemente bueno, pero no lo fue. Hubo días en los que la aplicación del tiempo me mostraba *sol, sin nubes* en Barcelona, mientras yo miraba por la ventana desconcertada la lluvia torrencial.

Como la Costa Brava tiende a ser bastante cara incluso después de los meses oficiales de verano, decidimos encontrar primero un alojamiento asequible y pensar nuestra ruta después (esta vez no llevábamos tienda de campaña).