Frescos de san clemente de tahull

Frescos de san clemente de tahull

viajes

this painting was found from the church of saint clemente in tahull lerida spain brainly.

The mural painting of the central apse is part of the pictorial ensemble that also includes the decoration of the triumphal arches, that of the lateral apse, the inscription of consecration and a previous window.

The apse of San Clemente de Tahull presents a wide coloring of tonalities and lines with black color that configure the contours of the images represented with a monumental sense, as well as a composition structured in several registers.

Lower register: generally, elements belonging to the earthly world are observed, as well as vegetal or geometric ornaments, representing the Earth. Not many pictorial remains of the lower register are preserved: decorative zigzag elements typical of these registers are intuited and that surely determined some spaces with animal figures and below them must have been decorated with curtains, of this part nothing is preserved.

Byzantine; characterized by the hieratism of the figures, the symmetry and the flat conception of the composition. The figures clearly show the anti-naturalistic aspect of the work. The position in which they are found is static and the frontality of the drawing is well emphasized. In addition, the bodies show a great deal of rigidity and in some cases, severity. It shows a clear hieratic character.

wikipedia

El ábside ha sido sustituido en la iglesia por una réplica, y en él se conserva parte de la decoración original. El MNAC de Barcelona también cuenta con las pinturas de los arcos triunfales, un ábside lateral, la inscripción de la consagración y una ventana anterior[3].

Su genialidad radica en la forma de combinar elementos de diferentes visiones bíblicas (Apocalipsis, Isaías y Ezequiel) para presentar al Cristo del Día del Juicio Final. Cristo aparece desde el fondo provocando un movimiento hacia el exterior desde el centro de la composición, que está presidido por el sentido ornamental de los contornos y el hábil uso del color para crear volumen. La excepcionalidad de esta obra y su fuerza pictórica han llegado a la modernidad y han fascinado a los artistas de vanguardia del siglo XX, como Picasso y Francis Picabia[4].

La superficie redonda bajo los pies de Cristo representa la tierra y la aureola sobre su cabeza representa la divinidad. La mano derecha de Cristo simboliza la bendición, y en su mano izquierda sostiene un libro con las palabras EGO SUM LUX MUNDI, que se traducen en español como «Yo soy la luz del mundo». Los símbolos del Alfa y el Omega, que cuelgan como lámparas a ambos lados de Cristo, simbolizan el principio y el fin. Las imágenes cuádruples representan a cuatro evangelistas. A la derecha, se ve un ángel junto al león que sostiene una de sus patas traseras, símbolo de San Marcos. A la izquierda, un ángel que sostiene la cola del toro es un símbolo de San Lucas. Los otros dos evangelistas encajan en el espacio triangular a ambos lados de la mandorla. Un ángel que sostiene el libro del Evangelio representa a San Mateo, y el otro ángel es San Juan que sostiene un águila en sus brazos. Debajo de la pintura mural de Cristo en la mandorla están Santo Tomás, San Bartolomé, la Madre de Dios, San Juan Evangelista, Santiago y San Felipe. La Madre de Dios sostiene un cuenco del que salen rayos rojos que simbolizan la sangre de Cristo.

frescos de san clemente de tahull

La iglesia fue construida entre los siglos XI y XII y fue consagrada en 1123. Tiene planta basilical, con tres naves separadas por columnas. El altar da a tres ábsides arqueados. El campanario es cuadrado, con seis pisos, y está decorado con bandas de pilastras y ventanas geminadas. Las pinturas murales del santuario (Pantocrátor, Santos y Apóstoles y escenas del Antiguo y Nuevo Testamento y del Apocalipsis) datan de 1123. Las pinturas de la iglesia son copias; los originales se conservan en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

santa maria de tahull

En la esquina sur de la iglesia hay un alto y esbelto campanario de planta cuadrada con tejado en forma de prisma. La torre tiene siete pisos (el de la base más seis), donde la base es la base de toda la estructura. A medida que ascendemos por el campanario, la estructura se vuelve más ligera debido a las ventanas más grandes cerca de la parte superior de la torre. En cada una de las plantas hay la misma cantidad de ventanas en los cuatro lados de la torre, y hay cinco arcos en el espacio alrededor de las ventanas.

La pintura mural es un arte que se pinta y se aplica a la pared, al techo o a otras superficies permanentes de tamaño suficiente. La técnica utilizada se denomina fresco, donde la pintura se aplica sobre el yeso de las paredes y/o techos. El pigmento se mezcla con agua sobre una pequeña capa de mortero de cal o yeso húmedo, donde posteriormente se absorbe. Tras varias horas, el yeso se seca y reacciona con el aire. Esto crea una reacción química que hace que el pigmento se adhiera al yeso. Durante un largo periodo de tiempo, la pintura terminará con colores brillantes. Una de las principales pinturas murales tiene cuatro metros de diámetro y está situada en el ábside central. Hay varios agujeros, debidos al exceso de humedad, en la pintura mural original del ábside central que no han sido restaurados. En el interior de la iglesia también se encuentra una talla de madera policromada y otros objetos, algunos de los cuales fueron restaurados con éxito[7].