Orbaneja del castillo y alrededores

Orbaneja del castillo y alrededores

viajes

Cascada de orbaneja del castillo

Orbaneja del Castillo es una pequeña y tranquila localidad situada en la comunidad autónoma de Castilla y León, provincia de Burgos. Se encuentra en el límite con Cantabria y ofrece grandes paisajes naturales para disfrutar de una escapada con ambiente rural.

Si quieres descubrir esos pequeños pueblos con encanto que se encuentran dentro de nuestra geografía, puedes empezar por lugares como Orbaneja del Castillo, que curiosamente carece de castillo, aunque da a entender que en la antigüedad tuvo que tener uno para mantener este nombre.

Esta población estuvo ocupada al menos en el Epipaleolítico por los restos arqueológicos que se han encontrado en los alrededores. Sin embargo, no fue hasta la Edad Media cuando se originó en esta zona el pueblo que ha llegado hasta nuestros días. El topónimo elegido deja claro que en esta localidad debió existir un castillo que no se ha conservado. Los mozárabes de Al-Andalus también habitaron este lugar y hubo una aljama. Por otro lado, los templarios pasaron por aquí, ya que fundaron el Hospital de San Albín. Fueron los Reyes Católicos los que dieron a la localidad el título de ciudad. En el año 1993 el pueblo es declarado Conjunto Histórico.

Orbaneja del castillo, una cascada con pueblo

Desde Orbaneja del Castillo (660 m), pasado el puente sobre el Ebro, el Camino Natural se dirige por la margen derecha, entre el río y los acantilados rocosos del Cañón del Ebro, a través de bosques de encinas y quejigos, quedando Orbaneja a la izquierda, junto a la carretera. Tras bordear los imponentes acantilados rocosos de El Castillo y Arroyón, el río Ebro serpentea por una zona de cría de especies protegidas, como buitres, halcones peregrinos, águilas reales…

Sobre una curva pronunciada se levanta un puente (junto al cual se encuentra la Fuente de la Torre, una fuente de aguas calcáreas y medicinales), desde donde la ruta llega a Escalada. El pueblo está protegido por los acantilados de Aidal y Espeluca. Destacan su iglesia románica del siglo XII, con una hermosa fachada de doce jambas y arquivoltas talladas, el palacio de Gallo, del siglo XVII, y su singular tejido urbano de estilo montañés.

Unos 200 m antes de llegar a la central eléctrica, el camino cruza una pasarela hacia la orilla derecha. La ruta se dirige hacia el suroeste, entre quejigos, hayas, abedules y vegetación de ribera, bordeando acantilados y cascadas hasta el lugar donde el Rudrón se une al Ebro. Desde aquí, continúa hacia Valdelateja, una aldea con una iglesia románica, modelo de conservación de edificios de piedra (15,4 km, 3 h 50 min). En las cercanías hay un balneario, una casa de baños del siglo XIX convertida en posada turística.

Orbaneja del castillo – el pueblo de la cascada

Orbanejadel Castillo es un pueblo regular y los derechos administrativos del pueblo pertenecen al municipio. El pueblo fue en su día independiente del municipio pero las cosas cambiaron con el tiempo. Ha sido visitado por un gran número de estudiosos por intereses geológicos y científicos y la cascada que aquí se encuentra atrae a un gran número de visitantes. Está rodeado en sus 4 lados por Báscones de Zamanzas, San FelicesRudrón, Escalada y Villaescusa de Ebro.

La Cascada: La cascada es el motivo por el que un gran número de personas visitan este lugar. Como el agua proviene principalmente de la primavera y de las abundantes lluvias, se aconseja ir en octubre o septiembre para apreciar plenamente esta belleza.

Orbaneja del castillo 2 13 06 2021

La localidad de Orbaneja del Castillo está considerada Conjunto Histórico desde 1993. Entre sus estrechas y empinadas calles, existe una rica arquitectura popular serrana, de la que destaca la casa de los Perros, del siglo XIV, llamada así por los siete canecillos románicos reutilizados en su alero; sobre un espigón rocoso, a los pies de la fuente, en la Plaza Mayor, hay una casa fuerte que pudo pertenecer a los marqueses de Aguilar. La Casa de los Pobres, antiguo hospital del siglo XVI, tiene un hermoso pórtico de madera y un elegante entramado de piedra toba. Estuvo en funcionamiento hasta el siglo XIX y fue administrada por una familia que daba alojamiento y comida a los caminantes. La iglesia parroquial es de origen románico aunque ha sufrido numerosas reformas.

Pero si algo caracteriza a Orbaneja del Castillo es su paisaje kárstico modelado por el agua, por lo que no es de extrañar que el espacio más amplio, dentro del núcleo, corresponda a la desembocadura de la Cueva del Agua convirtiéndola en la protagonista casi absoluta del entorno, desde ella parte un arroyo que atraviesa el pueblo para luego precipitarse en espectaculares cascadas escalonadas hacia el Ebro que discurre junto a él encajado por su propio cañón. Desde el pueblo se puede subir por un empinado sendero para llegar a una cornisa natural desde la que admirar el gran paisaje del cañón del Ebro, en este acantilado calcáreo de rocas con formas fantásticas quizás el ojo del visitante busque y encuentre la silueta de África. La cueva del Agua se puede visitar con guía durante el verano y los fines de semana para ello hay que llamar al teléfono 947 150 103 de la oficina de turismo de Sedano. La combinación de estos bellos parajes naturales y el sabor popular de Orbaneja del Castillo lo han convertido en un enclave pintoresco.